Arroz estilo coreano en la estufa

Dicen que los viajes ilustran y eso es muy cierto, además te abre la oportunidad de conocer gente y costumbres muy diferentes a las propias.

Hace poco tuve la oportunidad de visitar a mi hermano quien comparte alojamiento con un chico coreano y platicando con él, me dí una idea de su lugar de origen.

Me compartía que en toda casa coreana, es muy probable que tenga una olla especial para el en la cocina, pero es posible que llegue un momento que requiera que se haga arroz en la estufa.

FUENTE: YouTube || BBC

Resultado de imagen para arroz cocido

Esto le facilitó cuando llegó a Estados Unidos en donde se cocina en una estufa y generalmente no se cuenta con una arrocera y menos en un departamento de solteros.

Todos en ese departamento somos devotos del arroz, solo que tenemos variantes entre lo pegajoso de un arroz oriental y lo esponjoso de un arroz mexicano… pero al final de cuentas lo importante es el cómo hacer arroz blanco en sopa coreano… incluyendo el rojo u otros colores típicos a la mexicana.

Y bueno, si estás cocinando en la cocina de otra persona, especialmente de alguien que no es coreano, entonces es útil saber cómo hacer que el arroz sea a la usanza del lugar.

Pues bien, estando con esta singular pareja aprendí hacer arroz al estilo coreano a la perfección.

Bueno, pues te comparto lo aprendido en mi viaje al extranjero junto a un singular personaje venido del oriente.

Los ingredientes

  • 2 tazas de arroz blanco (grano corto)
  • 2 ½ tazas de agua (o aproximadamente 2 cm por encima del nivel del arroz)

Preparación

Para comenzar, se deberá enjuagar el arroz con agua y drenar el agua turbia hasta tres o cuatro veces.

Después de eso, poner el arroz enjuagado en una olla resistente (que tiene una tapa ajustada) y se cubre con agua. El agua debe ser aproximadamente 3 cm más alta que el nivel del arroz.

A continuación, pondremos el fuego en alto y dejamos hervir el arroz.

En cuanto hierve bajamos el fuego inmediatamente a fuego lento.

No se quita la tapa en ninguno de estos pasos y se continúe cocinando el arroz al vapor durante 12 a 15 minutos. Si no estás seguro de cuánto tiempo debes cocer el arroz al vapor, puedes probar a saborear rápidamente su textura y cocción.

Finalmente, apagarás el calor pero dejarás la tapa puesta.

Esto permitirá que el arroz continúe cociéndose al vapor durante cinco minutos. Una vez que hayas esperado esta cantidad de tiempo, prueba el arroz nuevamente y evalúe su textura.

¿Sigue siendo de sabor quebradizo? Es probable que no esté bien cocido a menos que estés usando arroz integral que tiene un sabor crujiente.

Por otro lado, si el arroz tiene un sabor suave y empapado, es probable que lo hayas cocinado en exceso.

Realmente no hay nada que puedas hacer para salvar el arroz recocido, pero puedes intentarlo nuevamente hasta que perfecciones tus habilidades para cocinar el arroz.

Recuerda que la práctica hace al maestro.

Y bueno, como colofón a mi visita, debo decir que este tema de la arrocera ya se solucionó porque después de conocer un poco el terreno se hizo de una arrocera nuestro ilustre amigo coreano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *