Un barrio puede parecer inocuo, pero siempre se necesita algo de investigación

Cuando te encuentras buscando una nueva zona para comprar tu casa, sin duda hay cosas que a primera instancia te saltan a la vista y bien te agrada el rumbo o bien te aleja.

Tres cosas hay que tener muy presentes cuando visitas un nuevo barrio y te encuentras interesado en rentar o comprar una propiedad, veamos:

Resultado de imagen para casa

a) Hogares y patios mal mantenidos

No es ningún secreto que los hogares con un mantenimiento deficiente equivalen a un vecindario con un mantenimiento deficiente, pero los problemas son más profundos.

Las casas que quedan en mal estado y los patios mal mantenidos te informan sobre el nivel de orgullo en un vecindario.

Cuando los propietarios están orgullosos de su área, quieren asegurarse de que sus propiedades hagan justicia al vecindario.

Los propietarios de viviendas que son felices en su área tienen más probabilidades de mantener sus casas y jardines limpios como un homenaje a la ubicación.

No importa si el hogar promedio es de 200 metros cuadrados o 1000 metros cuadrados: las propiedades bien mantenidas son un esfuerzo de la comunidad.

Si notas que la mayoría de los hogares están en mal estado, manténtente alejado.

Entra a Reserva Escondida

b) Baches

Oye, cada calle tiene algunas grietas y baches. Pero cuando una ciudad o pueblo se está quedando rezagado en los servicios públicos, podría ser una bandera roja que te indique que busques en otra parte.

Mira más allá de las otras casas y su propiedad potencial.

¿Parece que la ciudad se enorgullece de su mantenimiento y servicios?

Las calles que están mal mantenidas no se limitan a hacer un camino lleno de baches.

A veces, puede significar que la ciudad está descuidando un determinado vecindario.

Cuando estas a la merced de los servicios de la ciudad, es importante evaluar un vecindario en ese nivel para asegurarse de que obtendrás lo que necesitas, cuando lo necesites.

c) No hay gente

Cuando conduces por un vecindario potencial, ¿qué ves? Si parece que no hay mucha gente por ahí, podría ser algo más que residentes que valoran su privacidad.

Las personas pueden limitar la cantidad de tiempo que pasan afuera, especialmente en sus patios delanteros, cuando los vecindarios no son seguros.

La falta de niños jugando y los residentes en sus porches o incluso haciendo trabajos de jardinería debería ser una señal de alerta de que los residentes no se sienten seguros al pasar tiempo juntos.

Claro, es posible que prefieras la privacidad, pero incluso si no te gustan los eventos quieres sentirte seguro en tu nuevo vecindario en la CDMX.

Puedes beneficiarte de una comunidad segura al buscar áreas donde los residentes pasan tiempo juntos, incluso si no están interactuando directamente.

Al mudarte a una nueva área, definitivamente estás concentrado en una casa que pueda convertirse en un hogar para ti.

Pero no olvides que una gran parte de la forma en que vives es donde vives.

Un barrio puede parecer inocuo, pero siempre se necesita algo de investigación. Si bien una bandera roja no es un gran problema, una serie de problemas pueden afectar seriamente tu día a día.

Asegúrate de que una comunidad sea segura y civil antes de considerar mudarte y te encantará tu nuevo hogar mucho más.

En Reserva Escondida en este sentido te brinda diversos complejos como los departamentos Zona Esmeralda que no solo te brindarán confort y estatus, también te brindarán seguridad y un ambiente donde te sentirás orgulloso de ser parte de la comunidad.

REFERENCIAS: YouTube || Reserva Escondida || El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *